RELATOS

La mañana de marzo apura el final del invierno. Sólo algunos viandantes, embutidos todavía al resguardo del frío matinal, deambulan con el inicio del día grabado en el rostro. La ciudad se despereza con ese tono gris que acompaña al silencio. La luz lánguida de algunas farolas, vestigios de la noche en su estertor, abundan en esa sensación de...